Comida italiana en el “Restaurante del Ibérico”

Alicia, Alicia Gálvez, que junto a su marido regenta el restaurante del Hotel Ibérico, situado en Castell de Ferro y actualmente especializado también en comida italiana, nada más abrirme las puertas del restaurante lo primero que remarca, sonrisa incluida, es la necesidad de desmontar la creencia de que la cocina italiana va asociada a una cocina simple, rápida y de calidad poco exigente.

Ese concepto es erróneo, aunque proliferen los negocios que se reducen a la venta de pizza a domicilio. En su restaurante, insiste Alicia, puede comerse comida italiana variada y de calidad.

Ellos no tienen franquicia alguna. No dependen de las normas que se imponen en ese tipo de negocios, en los que, como se sabe, no siempre lo que más pesa es la calidad. Ellos no son paladines de la comida rápida, sino todo lo contrario. Además de los platos tradicionales de la gastronomía española, impulsan la comida tradicional italiana, una cocina de valores, cercana, bien hecha y que está al alcance de la mayoría de los bolsillos porque no necesariamente tiene que ser cara.

Desde los fogones de su restaurante, controlados por Sabrina, una italiana creativa y dinámica, se sacan platos modernos, ricos y diferentes. En su experiencia se han apoyado Alicia y su marido, para que lo servido en las mesas de su restaurante tenga un valor añadido: el conocimiento que Sabrina tiene de la auténtica cocina italiana.Porque la cocina italiana no se limita a pasta y pizza; no, por supuesto que no, incide Alicia. La comida italiana es, sobre todo, una cocina versátil que ofrece infinidad de posibilidades. Y para comprobarlo, añade sin perder la sonrisa, nada como acercarse al Restaurante del Ibérico, que así es como lo llaman en Castell de Ferro y el entorno de la Costa Tropical.

Alicia me enseña también las instalaciones que el restaurante tiene al aire libre, donde en verano la barbacoa es la protagonista. Atento a lo que me va mostrando y contando, me doy cuenta de que estoy teniendo la posibilidad de conocer a quien no solo es el cincuenta por ciento de la dirección del restaurante. Doy por hecho que las preguntas del cuestionario de granadaropical.es aportarán otros matices que nos ayudarán a conocer un poco más a Alicia.Mientras, la escucho con atención cuando asegura que el arte de la cocina italiana se aprende de la mamma, que a su vez ha aprendido de la nonna (la abuela). Nunca verás, me dice Alicia, cocinar a un italiano mirando a un libro de recetas, pues las medidas de los ingredientes y sus combinaciones se conocen casi desde la cuna.Alicia, a la que se ve una persona hospitalaria y comunicativa, nació en Castell de Ferro, vivió muchos años en Madrid y emigró a Italia para convivir con su pareja. Pero ya de vuelta a la tierra que la vio nacer, no sólo se ha traído a su marido, sino el interés por dar a conocer la comida italiana. Por eso me hace saber también que en su restaurante producen su propia pasta, y que los condimentos de sus salsas los recogen de su pequeño huerto.

 

Además de las curiosidades sobre la comida italiana, con las que va aderezando nuestro encuentro, Alicia quiere destacar también aquellos platos que están al alcance de las papilas gustativas de quienes acuden a su restaurante. Platos como la lasagna, la berenjena a la parmesana, los ravioli al ragú, los sgabei -una sencilla masa de pizza frita (especie de buñuelos salados) que podemos acompañar con multitud de salsas para mojar- o un postre típico como es la Panna Cotta, que proviene de la región italiana del Piamonte y está elaborado a partir de crema de leche, azúcar y gelatificantes.

Alicia y su marido quieren que sus comensales puedan disfrutar de la mejor cocina, pero no sólo de la italiana, me recalca nuevamente Alicia, sino también de la cocina tradicional española, ésa que ha caracterizado al restaurante y que siguen ofreciendo cada día: buenas carnes, guisos calientes y su variada carta de croquetas. Sí, efectivamente, no solo trabajan la pasta, también hacen sus propias croquetas y sus empanados; todo fatto in casa, como ellos dicen.

Sigo aprendiendo en este recorrido gastronómico y sigo escuchando.

-¿Cuáles son los platos estrella del restaurante?

-Al tener una carta pequeña y cuidada, la verdad es que todos nuestros platos son estrella. Pero destaco la lasagna, los ravioli o la melanzana parmegiana –en español, berenjenas a la parmesana-, que es un plato clásico de la cocina italiana.

-¿Cuál es la oferta del restaurante?

-Como he comentado, ofrecemos una carta pequeña y cuidada, pero siempre con productos de temporada, tanto pastas, verduras y carne; y sobre todo verduras, porque nos encanta trabajar con este producto.

-¿Qué destacarías de vuestra cocina?

-La calidad del producto, eso lo miramos mucho. Y que nosotros hacemos nuestras pastas y salsas. Y por supuesto, nuestros postres.

 

 

Enriquecemos nuestra cocina desde nuestro huerto, que lo cuidan mi marido y mi madre con esmero y pasión.

-¿Ofrecéis el servicio de comida Para llevar, el llamadoTake away?

-Hasta ahora no nos ha surgido, pero por supuesto que si alguien quiere algo de nuestra carta para disfrutarlo en casa, solo tiene que encargarlo, claro que sí.

-¿Qué menú tenéis para los niños?

-No tenemos un menú específico para niños. Ellos normalmente se toman un delicioso plato de spaghetti al ragú o unos sgabei; les encantan.

Como gerente del restaurante, Alicia tiene la disposición y la motivación necesaria; se ve a simple vista. De ahí que queramos ahondar para descubrir otros aspectos de su personalidad.

-¿Eres una persona puntual?

-Sí, mucho; de hecho llego siempre antes. Será que no me gusta perderme nada.

-¿Te molesta la gente impuntual?

-Sí, me molesta el desinterés, y eso es lo que demuestra la impuntualidad, a mi modo de ver.

-¿Colaboras con alguna ONG o alguna asociación benéfica?

-Sí; actualmente con ACNUR, y anteriormente con Greenpeace.

-¿Tienes mascota?

-He tenido y tengo una en Italia, que comparto con mi cuñado; se llama Camila, una Beagle de 9 años que me adora y yo adoro.

-¿Cocinas o te cocinan?

-Cocino…bueno, ahora me cocinan, la verdad. Tengo mucha suerte.

-¿Eres madrugadora?

-Sí, aunque también duermo cuando es necesario…pero suelo madrugar.

-¿Cuál es tu rutina preferida?

-No tengo rutina; tengo bebé y trabajo, y me adecuo al ritmo de ambos.

-¿Con qué defecto eres más condescendiente?

-Con la envidia.

-¿Y con cuál más intransigente?

-No sabría decirte; depende del cómo y el cuándo.

-¿En qué te fijas nada más conocer a una persona?

-En su comportamiento, en cómo habla y se expresa.

-Si hablásemos de infidelidad, ¿qué te viene a la cabeza?

-Nada.

-Desde la rueda, ¿qué tres inventos te parecen primordiales?

-Las vacunas, los trasplantes y las curas.

-¿Militas en algún partido político?

-No milito, pero sí soy afín al centro derecha, y, sobre todo, a las personas que hacen las cosas bien y que luchan por sus ciudadanos y las ciudades donde gobiernan.

-¿A dónde te ha llevado tu último viaje?

-A Sicilia. Recomiendo visitarla. Por allí han pasado todas las civilizaciones y han dejado maravillas arquitectónicas y culinarias.

-¿Eres entusiasta en exceso o tiendes a tener siempre los pies en la tierra?

-Suelo tener los pies en la tierra; algunas veces demasiado.

-¿Cómo ves el amor entre personas del mismo sexo?

-El amor es amor. Lo importante es que sea de verdad, que se respete.

-¿De qué te sientes orgullosa?

-De mi familia.

-¿Te gusta asumir nuevos retos?

-Me gusta y me asusta.

-Si no te dedicases a dirigir el restaurante del Ibérico, ¿a qué te gustaría dedicarte?

-A lo que me dedicaba antes; soy arquitecto técnico.

-¿Qué deporte practicas?

-Practiqué durante mucho tiempo el balonmano. Ahora no hago deporte; sí, muy mal por mi parte. Andrea, mi marido, lo hace por los dos (risas).

-¿Qué libro, o cómic, recomendarías a tus clientes?

-El Camino, de Miguel Delibes.

-¿Qué le ofrecerías de la Costa Tropical a Miss Mundo?

-Un reportaje en una de nuestras playas, para darnos a conocer en todo el mundo.

-¿Qué mejorarías en la Costa Tropical?

-La relación entre agricultura y turismo.

-¿Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer?

-No siempre, pero suele ser así.

-¿Es la educación la base de todo?

-Es una de las bases; el buen hacer y buen corazón de las personas hace el resto.

-¿Tienes algún sueño que todavía no hayas cumplido?

-No tengo sueños; soy más de objetivos.

-¿Qué destacarías de tu personalidad?

-La paciencia.

-¿Tienes alguna utopía?

-No creo en la utopías; no hay cosas imposibles sino personas incapaces.

-¿Qué tipo de música escuchas?

-De todo.

-¿Cuál es tu comida preferida?

-Me encanta comer, pero lo que menos me gusta es la carne.

-¿Qué vino por encima de otros recomiendas a tus clientes?

-Un buen vino es aquel en el que la calidad y el precio te convencen; la elección de un vino depende mucho del gusto de la persona.

-¿En qué redes sociales te mueves?

-Me muevo poco en las redes a nivel personal, pero, profesionalmente, en Facebook y Google My Business.

-¿Sigues la moda o vas por libre?

-Suelo seguirla; me gusta la moda.

 -¿Qué película(s) te ha(n) marcado?

-No soy yo muy de películas, pero mi infacia la pasé viendo Mary Poppins.

-¿Nos dejas un recuerdo de tu infancia?

-Jugar al pañuelo en la antigua plaza Castell de Ferro, pueblo que ahora veo y no lo reconozco. Crecí jugando en la plaza. Recuerdo que la fuente estaba al final, cerca de la carretera nacional 340. 

Tengo la sensación de escuchar el sonido del agua, agua que llega de lejos, al oír a Alicia recordar su alegría cuando corría, iba y venía feliz jugando a pillar el pañuelo, infancia que también seguirá impresa, lo doy por hecho, en la memoria que pervive en el alma de la plaza de Castell de Ferro.

Aquel entonces, que permanece vivo en el recuerdo, y el hoy, transformado en una sociedad que, a veces, parece no querer aceptar su pasado, están presentes en la mirada de Alicia.

Porque resulta imposible olvidar lo que nos hizo felices y lo que hoy nos emociona. Y en ese pasado mezclado con el ahora más inmediato descubro también otro rasgo de la mujer que hoy es Alicia y que es primordial en su quehacer frente al restaurante: su carácter afable.

Y, antes de despedirme de ella, constato dos evidencias: que se mueve con soltura en su entorno gastronómico y que sus circunstancias personales, sus esfuerzos, empeños e ilusiones, contribuyen a enriquecer, apoyada por su familia, su labor de promocionar y dirigir el Restaurante del Ibérico.

 

Por Juan M. Delgado

P.D.

Como damos por hecho que no tardarás en reservar mesa en el Restaurante del Ibérico, te informamos que tendrán el detalle de darte un 17% de DESCUENTO al pagar la cuenta, si estás suscrita/o a granadatropical.es. No olvides mostrar tu MASCOTA DESCUENTOS. Si no la tienes, puedes conseguirla fácilmente: sólo tienes que suscribirte a granadatropical.es

Y recuerda que al disponer de la MASCOTA DESCUENTOS, no sólo podrás beneficiarte del descuento en el Restaurante del Ibérico, sino también de los descuentos que ofrecen todas las firmas que promocionamos en granadatropical.es

En cuanto te hayas suscrito, te mandaremos la MASCOTA DESCUENTOS a tu email.

 

¡Buen provecho!